14 may. 2011

Land Rover 109



En 1947 los hermanos Wilks, directivos de la fábrica inglesa de Rover, tuvieron la idea de producir un vehículo todo terreno para el público civil. Para ello, utilizando el robusto chasis de un Jeep Willys de la segunda guerra mundial, adaptaron de Rover, un motor de gasolina, una caja de cambios y el eje trasero y con todo ello realizaron un prototipo. Al principio el puesto de conducción iba al centro del asiento delantero, pensando en su uso en los diversos países con conducción a derechas o a izquierdas. La idea no prosperó. La carrocería del primer modelo era de líneas rectas construida con paneles de aluminio remachados para obviar la escasez de hierro de la época. Un grupo de tres sencillos asientos delanteros sobre un cajón metálico transversal junto a dos banquetas situadas en sentido longitudinal en la parte trasera permitían transportar nueve personas. El techo era de lona con un armazón metálico para sujetarla. Las puertas delanteras desmontables en su mitad superior disponían en su parte desmontable de cristales corredizos. Finalmente en 1948 fue presentado en el Salón de Ámsterdam y en 1949 se inicia la fabricación.




A mediados del siglo XX, la Metalúrgica de Santana, una fábrica andaluza de aperos agrícolas, llega un acuerdo con Rover, para fabricar en Linares (Jaén) con un grado de nacionalización del 75 %, el Land Rover de la serie II y al que se añadió en su logotipo la palabra Santana para resaltar su origen. Las primeras unidades salieron al mercado en 1959. Una factoría construida posteriormente en Manzanares (Ciudad Real) comenzó a fabricar los motores para los vehículos. Posteriormente, con acuerdos con la matriz nipona, desde 1983 también fabricó el pequeño Suzuki. Es en ese año cuando Rover se desvincula de Santana. En 1999 tras una grave crisis financiera la empresa se convierte en pública al ser adquirida por la Junta de Andalucía, a través del IFA.


Evolucionaron en el tiempo, incluso se creó en 1967 una versión propia sobre el chasis largo (109) con cabina adelantada que amplía notablemente el espacio interior. Los gama de motores recibió en 1977 un motor de diseño propio con seis cilindros de 3429 cc y 94 CV que motivó ligeros cambios en la parrilla delantera alineándose con las aletas delanteras. Hubo versiones turbo alimentadas y con cinco velocidades. Un modelo enteramente autóctono basado en el chasis 109 es comercializado en la actualidad. El nuevo vehículo, llamado Santana Aníbal, con motor Iveco, ha sido elegido como vehículo de transporte ligero por el Ejército español. A partir del modelo Aníbal y desde principios de 2008 se comercializa la versión Iveco que ha sido denominada Iveco Massif y que opta también para introducirse en el ejército italiano.








Miniatura Solido     ***       Datos wikipedia


Translate